Coaching Ejecutivo como saber si necesitas uno

Es un proceso de entrenamiento y transformación, mediante el cual las personas aprenden a ser conscientes de la importancia del lenguaje sobre sus interpretaciones y sus acciones y en consecuencia en la obtención de resultados y calidad de vida. El trabajo de un Coach, entrenador ejecutivo, es dejar salir el potencial de su entrenado, ayudándolo a hacer el mejor uso posible de su conocimiento, inteligencia y experiencia.

Beneficios del coaching ejecutivo

Aunque tiene muchos más, presentamos una lista con los beneficios o las intervenciones más significativas del coaching ejecutivo:


Ayudar al ejecutivo que necesita nuevas técnicas para acceder a un nuevo cargo dentro de la organización como consecuencia de un cambio en su estructura.Trabajar con el directivo promocionando para un ascenso.Asistir a ejecutivos de alto rendimiento cuyo estilo de personalidad influye negativamente en sus relaciones con sus iguales, personal y clientes.Trabaja con ejecutivos que desean desarrollar el horizonte profesional  sus expectativas

Realizar un seguimiento en cambios de rendimiento de 360ºIncrementar la capacidad del ejecutivo para gestionar y dirigir una organización (planificación, control, visualización, desarrollo de otros, etc)

Desarrollar las habilidades directivas, tales como: comunicación eficaz, delegación, empatía, orientación al logro, etc.

Mejorar las técnicas de liderazgo, gestión y creación de equipos del ejecutivo.

Asistir al ejecutivo para que sea capaz de trabajar más eficazmente en una estructura organizativa cambiante.Trabajar con un líder para asistir a los demás en los procesos de transición.

Algunas de las habilidades directivas (competencias de liderazgo) que se desarrollan en procesos de coaching ejecutivo:


¿Cuándo un ejecutivo u otro tipo de profesional debería seguir un proceso de coaching?

Cuando el ejecutivo experimenta síntomas de que algo no va como le gustaría (problemas en el entorno familiar, problemas con los jefes y/o con los colaboradores). Pero sobre todo:

ü  Cuando el ejecutivo no es un buen oyente y crea ansiedad a su equipo de trabajo.

ü  Cuando se boicotean las ideas que propone o las acciones que emprende.

ü  Cuando se siente inseguro a la hora de tomar decisiones importantes.

ü  Cuando se muestra incapaz de obtener provecho de los conocimientos, de la información o de la  experiencia de uno mismo o de los demás (colaboradores, clientes, proveedores, jefes, etc.).

ü  Cuando delega con dificultad o no llega a delegar en nadie por falta de confianza.

ü  Cuando existe algún bloqueo que impide la consecución de los objetivos.

ü  Cuando gestiona mal el estrés.

ü  Cuando quiere desarrollar las competencias de liderazgo.

ü  Cuando quiere reconducir su carrera profesional.

ü  Cuando quiere gestionar mejor los cambios y/o los de sus empleados.

ü  Cuando quiere contrastar mejor las decisiones importantes.

¿Qué cambios experimenta el ejecutivo en su comportamiento después de un proceso de coaching?

ü  Controla mejor las situaciones estresantes.

ü  Gestiona mejor sus emociones y empatiza mejor con su equipo.

ü  Mejora la percepción y su capacidad de comunicación con el entorno. No hay que olvidar que el 80% de los problemas en las empresas pueden deberse a una comunicación no efectiva.

ü  Contrasta mejor las decisiones importantes.

ü  Implica a otros en la ejecución de acciones y en la toma de decisiones.

ü  Fomenta la comunicación interna del equipo, mejorando como consecuencia la autoestima de los colaboradores y la autoridad del propio ejecutivo.

ü  Favorece y potencia las habilidades de sus colaboradores para la realización de los objetivos.

ü  Mejora en la gestión de conflictos.

ü  Gestiona mejor los cambios.

ü  Logra el equilibrio entre la vida personal y profesional.

8 vistas